‘Saga’. Puro amor

¿Es posible mezclar Ciencia Ficción y Fantasía hasta tal punto que una cosa sea inconcebible sin la otra? ¿Es posible crear un universo nuevo y atractivo, que funcione? ¿Es posible idear infinidad de especies y planetas y conseguir que el lector no se pierda? ¿Es posible imaginarse una historia de amor y conflictos familiares con la guerra como telón de fondo? Pues sí, sí es posible. ‘Saga’ es la prueba de ello.

Brian K. Vaughan y Fiona Staples son los responsables de una de las creaciones más frescas y originales de los últimos años. Así, como suena.
El autor, de sobra conocido por ‘Y. El último hombre’ y ‘Ex-Machina’, es el encargado de tejer una bonita trama sin fisuras que funciona a la perfección en un universo que desborda originalidad por los cuatro costados. Pero de nada valdría todo ésto si la artista, con un dibujo y color que enamoran, no le diese vida a ésto que desde ya mismo podemos catalogar de Obra Maestra. Y no exagero.

untitled-1-1344400879

Saga nos cuenta la historia de Alana y Marko, una pareja de especies enfrentadas que tienen una hija como fruto de su apasionado amor. El planeta Terrada y su luna Guirnalda llevan años en guerra, pero debido a que un mundo no puede vivir sin el otro (el planeta sin su satélite y viceversa), han llevado el conflicto a otros planetas, consiguiendo que las demás especies se involucren en la guerra haciendo que el baño de sangre se extienda por gran parte del universo. Y en mitad de todo están nuestros protagonistas, jóvenes enamorados que han demostrado que ese conflicto es inútil y que no hay nada que el amor no pueda. Y su hija es la prueba de ello.

Alana es una chica alegre, impulsiva y divertida. Pertenece a Terrada, un planeta tecnológicamente avanzado, y como toda su especie, cuenta con la peculiaridad de tener unas alas que le permiten volar. Una juventud problemática la llevó a alistarse en el ejército, acabando de ésta forma como encargada de los prisioneros de guerra. Así es como conoce a Marko, un joven y apuesto soldado del bando de Guirnalda que ahora está preso. Marko, como su especie, se caracteriza por los cuernos que le nacen en la cabeza y por el conocimiento de conjuros mágicos. La pareja, tras un primer contacto, se enamoran y huyen juntos de la guerra que enfrenta a sus especies. Tiempo después tienen un niña. Y aquí empieza ‘Saga’.

Pero no todo son besos y amor. La noticia llega a oídos de los altos mandatarios de Terrada, y éstos, en su afán de impedir que la noticia se conozca en toda la galaxia, significando así el fin de la guerra, darán caza sin descanso a nuestra joven pareja. Para ésto mandarán al Príncipe Robot IV, un ser mitad televisión, mitad “humano” con muchos recursos y mucha sangre fría. Por si ésto fuera poco también cuenta con Autónomos, cazarecompensas que se se toman muy en serio su trabajo.
Pero no todos son obstáculos, pues nuestra pareja de enamorados y su bebé contarán con la ayuda de Izabel, un fantasma que crea un vínculo con la pequeña mestiza, y que les resultará muy útil a lo largo de su aventura.

saga-no-killing

‘Saga’ promete dar mucho que hablar. ‘Saga’, desde ya, merece ser adaptado al cine. ‘Saga’ debería de ser una serie de televisión. ‘Saga’ podría convertirse en una novela maravillosa. ‘Saga’ sería un disco de música hipnótico. ‘Saga’ merece que todo el mundo disfrute de su trama, de sus personajes, sus planetas, sus especies, su dibujo, su ritmo perfecto y su frescura.

‘Saga’ va a encantarte si te gusta la ciencia ficción y la fantasía, porque es una historia de amor preciosa. Y ‘Saga’ va a gustarte si te gustan las historias de amor bonitas, porque es ciencia ficción y fantasía en estado puro.