Sandman obra maestra del cómic

Sandman es una de las obras maestras del cómic, una historia imprescindible, origen de un universo propio, y de un giro completo en la forma de entender este tipo de literatura.



El comienzo de Sandman nos presenta a Sueño, uno de los Eternos, los siete personajes que son la encarnación de aspectos cruciales de la existencia: Muerte, Sueño, Destino, Deseo, Deilirio, Desesperación y Destrucción. Han existido siempre, desde el amanecer del Universo, y serán los últimos en irse, cuando Muerte cumpla su tarea, y cierre la puerta del más allá.



Sueño es el rey del mundo onírico, de los sueños y de las pesadillas, de toda esa parte de la existencia en la que viven ilusiones fantásticas o emociones terribles, y donde se desarrolla gran parte de la vida.


En este primer volumen, llamado Preludios y Nocturnos, Sueño ha sido secuestrado por unos “hechiceros”-aprendices de magia negra (llamémosles así), y una vez liberado de su cautiverio, busca venganza, y recuperar varios objetos que le robaron. La venganza de un ser con poderes más allá de los divinos no será poca cosa.


En su búsqueda y encuentros, se desarrollarán pequeñas historias, en las que intervendrán muchos secundarios maravillosos o aterradores: sus propios hermanos, Lucifer, regente del Infierno, personajes divinos, mortales comunes y personajes del universo DC, trasfondo original (sale Constatine, o incluso Detective marciano).