Blacksad, de Juan Díaz Canales y Juanjo Guarnido



Con esta cuarta reseña terminamos el #noirvember, completando tres pilares fundamentales del género negro (llevamos Criminal de Brubaker y Philips, 100 balas de Azzarello y Risso, y ahora Blacksad.

Hace muchos años tuve la suerte de poder ver en una charla en la @brmu a Juan Díaz Canales, a quien había traído nuestro querido @juanalvarez, hablando de este cómic, y al releerlo he visto su firma con mucha alegría. Recuerdo un tipo sencillo, divertido, con pinta de ávido lector, muy muy documentado en todo lo que hacía, y, sobre todo, muy agradecido con el público por lo bien que se había recibido su pequeña obra, un cómic tipo europeo, de género negro, con historias de detectives, sin pretensión de ser la historia más grande jamás contada.

Pero lo cierto es que Blacksad fue un éxito enorme, y ha recogido muy merecida fama mundial. Por un lado, por el increíble y tremendo dibujo de Juanjo Guarnido, que es lo primero que llama (muchísimo la atención). Se nota mucho el haber trabajado para Disney, viendo a los personajes caracterizados como animales, con una expresividad y un dinamismo absolutamente geniales. Además cada viñeta es una obra de arte de lápiz y acuarela, que podría perfectamente quedar enmarcada y expuesta. Conozco bastante gente que tiene alguna lámina enmarcada en casa.